perfiles



Miro de frente y la no simetría de los rostros se confunde en un todo que me alerta.
El ojo derecho acostumbra a engañar sus sentimientos, dice puedes venir, aquí te espero y nunca está en el sitio señalado. Sonríe desde fuera, se cierra sin cansancio.
El izquierdo en cambio se fatiga, lo dice, suele ser el más viejo, se expresa con un músculo que no altera la cara. Cuando llora apenas si se nota, se escurre silencioso dejando espacio al otro que disimula airoso llamando la atención sobre otro tema.
De perfil es distinto, se elige la verdad o la mentira y sólo un golpe inadvertido nos vuelve del revés las intenciones.




lola López-cózar


Comentarios

Entradas populares