abismo



Rota la voz, te alimentas de uñas para no herir a nadie. La reina del silencio ya no cuenta segundos con palabras. Las cifras se acumulan esperando dejar de esperar.
Rotos los ritos, el hambre del si fuera posible otra forma de vida, otro modo de amar.
Cuatro paredes con los cables cortados, imposible cruzar, imposible a la vez tejer un hueco donde anidar tristezas y esperar unas alas sobre un cuerpo desnudo.
Cuatro paredes en constante presencia, ausencia de la luz, constante soledad sobre añicos de voz para gritar el hambre del si fuera posible escaparse de ti.


lola lópez-cózar


Comentarios

Entradas populares