interiores



Dentro de mí el mismo mundo.
Todo cuanto hay ha venido de fuera.
Lentamente unas veces, contados los deseos, todo gira al ritmo de la tierra, sesenta minutos lo mismo que una hora.
La risa en consonancia con la luna, el llanto cuando lo exige la marea.
El ritmo de la tierra sigue intacto y una fuerza centrífuga lo altera, las horas son segundos que se escapan, los segundos son horas que se alejan.
El paisaje no lo reconocen las ventanas.
Difícil de enmarcar por gigantesco, enormidades que se sueñan dentro.
Difícil de mirar de tan menguado, tan lejos de la piel, tan mutilado.


lola lópez-cózar


Comentarios

  1. tu zorro18.9.10

    debe ser algo más que la cámara, la luz, la perpectiva
    y el enfoque...

    ResponderEliminar
  2. Voces etéreas de nocturna escribanía19.9.10

    El estilo de captar imagenes y transmitirlas es muy agradable mucho más sí se le suma la plabra escrita.Felicitaciones esta buenisímo tu espacio .Saludos.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares