lugares comunes



Todo lo pongo en pie dices de mí, a qué dar nada por sentado entonces. Nada de lo que digas será usado en tu contra porque estoy a favor de no perdernos. Cómo explicar que puedo entender todo salvo la incoherencia. Si la boca habla de lo que le sobra al corazón, mejor tenerla en cuenta para no extraviarnos. No hay más que eso. No hay caminos trazados. Llegan señales, contradicciones que voy interpretando hasta no saber dónde estoy. Interferencias, espirales que agarran la tristeza imponiendo una distancia que no quiero. Estoy cansada de no lograr leerte o a lo mejor lo hago y tú sólo pretendes escribir otra cosa, o a lo mejor yo quiero ser un mago que borre la ansiedad de donde venga, que mezcla la impotencia y el silencio y siente que es la causa central de tu mal gesto. No hay lugares comunes, cada cual con su historia intenta situarse, hay calles por las que juramos no volver a pasar, hay flechas que parece conduzcan donde ya nos mataron.


lola lópez-cózar


Comentarios

Entradas populares