fuera de aquí



El murmullo de la calle se agolpa en las ventanas, banda sonora de una historia en espera. Fundirse en el sonido es una forma de escapar. Hay que cambiar los roles, las noches, la paciencia. Tu boca es una orden que solo ve paredes y tú solo una intrusa en una infancia que no te corresponde.
He venido de fuera en calidad de nadie, me limito a mirar tus nervios rotos, la historia que no espera, el rol y la paciencia extraviada.
No me pidas que otorgue, sonreír es una mueca que no tiene sentido y no tiene más ganas.
Me pierdo en el murmullo de la calle, pegada a la ventana, sabiendo que la historia nunca espera, que existe un rumbo que jamás se detiene.


lola lópez-cózar


Comentarios

Publicar un comentario

Entradas populares