botellas


Tengo sed de calor indefinido, de unos brazos que sostengan mis sueños, de un tiempo que no piense en marcharse, de un tiempo que no piense… de un reloj detenido, de una aguja invisible que no quiera clavarse en el miedo que avanza sobre las despedidas.Tengo sed de unos pasos redoblando los míos, de caminos perdidos más allá de las brújulas con su idioma insondable, del mar como sonido de todos los paisajes, de botellas de espuma con mensajes de urgencia como cartas de amor correspondido.Tengo sed de no querer estar en otra parte, de encontrar lo que busco sin perderme mil años en tantos laberintos, de ser yo y que baste un pequeño pronombre para dejarme entrar sin visado aparente.Tengo sed de borrar los residuos del frío que me habita, de las palabras rotas en forma de cuchillo, de las heridas viejas, del desamor caduco, de la primera vez que me vieron extraña y se quedó en insulto. 

lola lópez-cózar

Comentarios

Entradas populares