poema del silencio



Solo quiero tu olor que no pregunta los sueños que quemé hasta esta noche. Ese olor que presiona aun mi vientre, que recorre mi piel hasta la lengua de un idioma que no cree en palabras. Solo quiero tu olor rodando cuesta abajo, retándome a apresarlo en un gemido. El olor que se funde y nos confunde sobre la claridad de estos ojos cerrados. Solo quiero tu olor como presagio de un presente sin muchas tachaduras, presente sin ausencias de dos cuerpos fluyendo por un río navegable hacia ese olor a mar que quiero solamente. 

lola lópez-cózar

Comentarios

Entradas populares