momentos


Dejando a un lado la vida como suma o como resta, el optimismo ciego que persigue espejismos, el pesimismo tuerto centrado en su dolor, hay una clave más para el presente, la construcción de un día cuando termina otro. Un día y lo que trae de la mano, el aporte esencial que lo transforma, el menguante que sobra y se retira, una forma de ver lo que no vuelve, sin tremendismo incluso, consciente del abrazo que no surge, del beso que a empujones no valdría. Los momentos son solo lo que son, forzarlos es tan inútil como tratar de retener lo imperdurable. 

lola lópez-cózar

Comentarios

Entradas populares