banquete


Una frase de amor de aperitivo, morder tus labios puede ser válida, lamer tu sueño sobre la almohada, tus ojos cálidos y herméticos, el silencio entre horas de mi hambre o la sed de tu cuerpo sin barreras. Alimentar tu ego hasta engordarlo con palabras que quieren ser verdad, la única verdad de esta mañana. Procuras la obesidad de los anhelos que el tiempo ya sembró sobre tu sexo, digerir el lenguaje de un amor que no espera, la geografía de esta piel que te asila. Hay un gesto de adiós camino de la ducha, y un pequeño vacío amenaza crecer por las calles desiertas. Van pensando tus pies sobre la acera que les falta energía para cargar contigo. Crees que nutres todas las carencias afectivas, sin embargo la anemia se expresa por sí misma. El proceso es inverso, calorías vacías que consumen tu reserva de amor al digerirlas. 

lola lópez-cózar

Comentarios

Entradas populares