humo


Rastrea el humo en busca de señales, la brisa es el camino que toma como suyo, pero el aire es de nadie, lo inhala quien quiere seguir vivo.Los verbos en acción que se demuestran en una cuantas líneas sobre el cielo, a miles de kilómetros de cualquier conformismo. Esa punzada ciega gastando el corazón de la esperanza. La combustión de sueños que no pueden dormir por si acaso se cumplen. Las lecturas sesgadas que interpretan errores como manos pidiendo una llamada que no existe.Y al final el humo no habla de señales, indolente acude donde alguien sopla el calor del hastío, donde aspira el motor que le falta a su dicha. 

lola lópez-cózar

Comentarios

Entradas populares