un mundo cuyo cielo no existe




Pruebas la textura de mi piel rozando la luz que te desea. En tus ojos se ve nítidamente el fotograma de fuego que me invoca. Quiero decir espera, pero esperar es tarde. Quiero decir detente mientras busco tus manos deslizando ese NO caduco y frágil.


lola lópez-cózar

Comentarios

Publicar un comentario

Entradas populares