puro azar


Y aparecen las casualidades imponiendo significados desmedidos, directos, dirigidos.

Un soplo y es azar, aleatorio, ingenuo, despegado de ti que ni siquiera existes para él.

Y desaparece el empeño desmedido por un significado directo, constructor de un lazo dirigido al azar ingenuo que no puede dejar de ser aleatorio.

Y sobreviene el cansancio, la ceguera se pierde escaleras abajo, fluyendo hasta tu cruce de brazos, con caída de ojos por el centro-egocentro de la nada que estás significando.

lola lópez-cózar

Comentarios

Publicar un comentario

Entradas populares