a corazón abierto


Conocía esa forma de amar a corazón abierto. Quitar la soledad de cada calle, de cada luna habitada por pájaros insomnes que construyen islas en sus mares de arena. Hablar con las canciones recurrentes y ofrecer en bandeja los momentos comunes, envolverlos con cintas de colores y escribir un te quiero en los lazos que unen y no aprietan.

Conocía la forma de sentir con la belleza, la belleza que duele de tan bella, que no cabe en los cinco sentidos cerrados que nos dieron.

Conocía el dolor con su revuelo de respuestas a medias, el nunca más del para siempre, el ruido que ataja en basta y que después del basta no queda melodía.

Conocía la paz que doy a costa de la guerra que mantengo y el afán de buscar otros caminos donde la vida sea un hecho extraordinario. Intentar otro modo que no hiera, que no desee huir del aire que de tanto siente asfixia.

Sabía de las palabras que no sirven de nada, del significado de tu enorme silencio, de válvulas que escapan por la presión del tiempo que no tienen.

Y todo este saber repite asignaturas, se congela en el cero que no alcanza, tira la voz, el lápiz, y se queda en suspenso, sinsabor de caer en la misma ignorancia.

lola lópez-cózar

Comentarios

Entradas populares