origen


Explicar el origen del llanto, cuando el hombre está solo y el mundo no se entiende.

Explicar, carente de lenguaje. Aprender a nombrar montañas de silencio, latigazos de sombra, el origen del miedo.

Callar, caer, correr mil pasos y un cerrojo, alambradas y abismos.

Esperar la llegada del sueño, el sobresalto, el tripe mortal, la huida sin escondite de los años y al principio el origen, las respuestas viciadas, el pensar para qué, hasta cuándo, por dónde, por dónde queda ahora un mundo que se entienda o el final de ese llanto.

lola lópez-cózar

Comentarios

Entradas populares