de la calma a tus brazos


Déjame recorrer la distancia desde el miedo al a salvo, y coser los silencios para fingir que escapo, y palpar los cerrojos con la luz apagada, y pensar que las rejas toman preso al abismo.

Y cuando el pulso suelte sus cifras astronómicas, y el ruido no hable de amenazas, y los cerrojos cedan con solo abrir los ojos, y el abismo se marche hacia otro lado, déjame desandar la distancia de la calma a tus brazos.

lola lópez-cózar

Comentarios

Publicar un comentario

Entradas populares