el valle de los avasallados. homenaje


La palabra escrita, aún leída en voz alta, no es más que pensamiento.

Hay ausencias que se llevan consigo el peso de los lastres que hacen sangre.

Las sirenas de las ambulancias no pronuncian mi nombre a la velocidad del miedo.

Me detengo en la hierba para que todo el paisaje así se torne ajeno, desconozco entonces las curvas y las nubes y descubro impaciente la extraña luz que desprenden los ojos.

Una cortina pende del cielo y la locura cubre las esquinas en sombra que recorres.

Es el valle invisible que me habita el que me vuelve espejo, imán que gira sobre todos los avasalladores de la tierra.

Hay perras que contonean sus miserias delatando la humedad hirviente del amor a sí mismas.

Yo quiero besar las ojeras de la vida que cansa y que no brilla, no remendar los días con lingotes de encanto y dejar las lecturas ocultas en la noche.

Muestras lo que no tienes como una piedra importunando lagos para escribir sus ondas y propagarse en ellas.

No es un cambio de número, del singular al plural concéntrico, uniforme. Uniforme de multitud hambrienta, partes de ahí sin llegar nunca a nada.

Yo quiero tocar la flacidez del tiempo que he vivido, sabiendo que de esperar no seré mariposa, el final es gusano o es incendio, el final es todo lo que soy sin derecho a sorpresas.

Afán de parecer, ser, estar, estar presente treinta horas al día. No aspiro a entender para qué altavoces, mi mundo es de silencio. No preciso buscar la carencia tremenda que fabrica pantallas. No me ampara el desprecio para decir me he ido, el cansancio tal vez, hartura de mirar la vida que adolece adolescencia tapándose las canas del ombligo que explota.

Yo quiero no encontrar nunca el norte, no olvidar que amanece metro a metro en la tierra.

Quiero construirme en el tamaño de mis manos, aceptar los pliegues de todo mi mutismo, los bastas desmedidos que no explican historias.

Quiero dejar mi valle intacto de los dominadores de miserias.

lola lópez-cózar

Comentarios

Publicar un comentario

Entradas populares