subrayados

Tarjeta o efectivo. Tengo un billete en la mano y te lo he dicho. Interrumpes tres veces sin darme tiempo a nada. Hago pausas entre las palabras para que quepa mi mensaje. Acabo de llegar a tu larga mañana. Suponer es lo mío. Acabo de llegar a tu cansancio. Miro tus ojos que no ven y traspaso el cristal. Ventanilla no es esto. El aire dónde está. Mi voz dónde está para que no me oigas. Acabo de llegar a tu cansancio desde mi noche en vela. Yo ya no tengo prisa. Dilato las palabras y no quiero entenderte. No dejo de mirarte sabiendo que incomodo. Tú explicas para suavizar mi calma, pero mi calma es tajante como una noche en vela. Mi calma queda lejos de tu urgencia. No recompongas nada. Vamos a repelernos mutuamente. Me quedo tentando fogonazos, llena de queroseno te focalizo, te llamo en silencio, quemo tu torpe forma de gallo de pelea, enciendo sin querer terribles fotogramas de mi noche callada, en donde quedan restos teñidos que te enfocan, llevando así mi calma tajante te atravieso, pago lo que te debo y deformo las sílabas que engullen lo que siento.

lola lópez-cózar


Comentarios

Entradas populares