diálogos


El diálogo ocurre cuando existen preguntas, cuando las respuestas no se ciñen escuetas a la duda, sino que la desbordan, queriendo dar un de sí como una lengua de mar o de amante, que en cada retroceso se apropia del sabor que ha recorrido, se queda con el tacto que ha palpado y regresa cargado de ese tú que abraza a un yo colmado de atención.Al final los diálogos no son más que pronombres, desnudos y pendientes, ávidos de saberse mutuamente contados.

lola lópez-cózar

Comentarios

Entradas populares