fragmentos disgregados

Corto mi pelo como un ramo de mí sin mí entre tus manos, donde acariciar el olor que un día aspiraste abrazándote a mi cabeza, allí los pensamientos, los ojos tristes que ven escapar el deseo por los tejados de la azotea, corriendo como gatos en celo, maullando como niños que lloran, la avidez asiendo al vuelo la humedad del cuanto quiero, desplazando cortinas neutras sobre los rieles del nada más me importa.Corto mis uñas como un roce sin mí sobre tu cuerpo, roce que un día buscaste al azar, cualquier contacto para hacer consciente cada milímetro de ganas de tenerme mordida entre los labios, cualquier labio declarando su amor sin más palabras.La cordura te mata con sus guiones basados en el miedo, en todos esos pájaros volando que no quieres para nada, en ese pobre gorrión apresado y confuso, desprendido del resto para ser ya de tierra solamente. ¿A qué esas alas sobre la soledad y el peso? Símbolos inservibles que levantan los miembros del anhelo sobre un manto de podrida impotencia.Follar las metáforas eyaculando rápido como si fueras libre y limpio, como si fueses tú y no estuvieras mutilado.

lola lópez-cózar

Comentarios

Entradas populares