diagnóstico

Soñó que un equipo de psicólogos la catalogaba como una persona normal, desde ese momento dejó de estar bajo sospecha, sus iguales comenzaron a acercarse para verla mejor y entonces, en esa cercanía, comprendió el error en la clasificación, todos eran tan extraños… decidió no huir, no tenía dónde ni en quién, se quedó quieta, sosteniendo miradas, dejándose comprobar el tacto de su piel, dejándose abrir la boca para que los demás pegaran sus labios pronunciando palabras y escuchando después el eco que salía de su interior,  con el tiempo aprendió a imitar, tan bien lo hizo, que el miedo que provocaba cayó en el olvido y empezaron a quererla sin darse cuenta de su pánico.


lola lópez-cózar

Comentarios

Entradas populares