...


En este espacio donde mi voz se rompe cada día, donde no puedo ser esa mujer improvisada que vino aquí a quererte y siempre se marchaba, no hay lugar para que los secretos mueran sobre el olvido y ya no duelan.

En este espacio que enfrenta mis palabras con la desgana hiriente del que no pierde nada, del que tiene derecho a penetrar recuerdos con su lengua gastada de inconsciencia.

En este espacio hace frío en el suelo, no logro despejarlo con los pies, recorrerlo despacio como una danza, ofrecerle mi cuerpo desnudo de relojes y abrir la puerta en el lapso en que se derrama.


La ciudad tiene grietas en todas sus esquinas, ojos voraces mirando al frente con la expresión vacía de la tibieza.


La ciudad tiene plazos que caducaron antes, más antes que el ayer de todos los ayeres, más allá del dolor que busca tus brazos para asirse al consuelo, más allá de tus noches intactas que no duermen, que no formulan sueños, colecciones de nada para llenar agendas.


lola lópez-cózar

Comentarios

Entradas populares