lo mismo me va dando


Voy diluyendo los recuerdos, los empapo en distancia hasta que fluyen o se estancan, lo mismo me va dando.

Así me alejo fácilmente, en el siempre me voy achicando maletas.

No sabré si me echarás de menos, si esperas que mi cuerpo no deje su hueco en tus costumbres, si imaginas que siempre volveré para no rescatarte de tus días, ordenados sin más en fila india, con el programa exacto de las horas para no decidir sobre la marcha.

No sabré si ahondar para sacarte peso, si entretener para aligerar la muerte, no cambió la estructura de todo lo que no quieres sentir y se te escapa.

No sabré si seguirás vendiendo monosílabos, rebajando palabras hasta no decir nada.

No sabré si te dio miedo la confianza, las líneas como puntos que avanzan, el pedirme la mano para asir todo el cielo y temer que luego te soltara.


Empapo la distancia del quizás, de la cal y la arena que se mete en las uñas. Diluyo mi forma de quererte en este estar a solas frente al mundo, sin dar más que el anhídrido carbónico hablándole a las plantas, diciéndoles adiós si no regreso, la vida estaba antes de que yo la empezara.

lola lópez-cózar

Comentarios

Publicar un comentario

Entradas populares