inmune

Sudar la mentira, la fiebre de lo injusto, los sentimientos postizos con los que formar parte de la decoración.

Sudar la incoherencia, no como un síntoma de inteligencia sino de distracción.

Sudar todo un tú que invierte las palabras y los hechos.

El dolor se apacigua. Cada cosa ocupa su lugar a miles de kilómetros del apego, a miles de kilómetros de un bello recuerdo.

Enfermedad que penetra, destruye las defensas, invade y hace daño.

Ya no más recaídas. Inmune quedas. Sudado el escozor de la pobreza.

lola lópez-cózar

Comentarios

Entradas populares