Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de octubre, 2011

presente continuo

Te quiero más allá de lo que sé, cuando no entiendo el porqué de lo aplazado, el poder que te mueve a lo inmediato. Te quiero por los tiempos, los espacios, los gustos, la mirada y la enorme ternura de lo que no nombramos. Esa extraña certeza cuando viene la calma, en la tormenta incluso que me ciega, de confiar en ti. El presente continuo que te ofrezco aunque tú hables de un futuro como la llave mágica que conduce hasta el fin. No hay más fin que el futuro lejano que imaginas, garantía de una seguridad ficticia que quiere quedarse solamente, ni cuánto, ni por qué, nada le importa, quedarse solamente es su objetivo. Te quiero sin saber lo que espera, ignorando el destino si lo hubiera. Te quiero en cada hoy que estás conmigo aunque falten cien días para volver a verte. Y es eso lo que tengo y lo que doy, un presente continuo que te ama, un presente continuo y nada menos.

lola lópez-cózar

banquete

Una frase de amor de aperitivo, morder tus labios puede ser válida, lamer tu sueño sobre la almohada, tus ojos cálidos y herméticos, el silencio entre horas de mi hambre o la sed de tu cuerpo sin barreras. Alimentar tu ego hasta engordarlo con palabras que quieren ser verdad, la única verdad de esta mañana. Procuras la obesidad de los anhelos que el tiempo ya sembró sobre tu sexo, digerir el lenguaje de un amor que no espera, la geografía de esta piel que te asila. Hay un gesto de adiós camino de la ducha, y un pequeño vacío amenaza crecer por las calles desiertas. Van pensando tus pies sobre la acera que les falta energía para cargar contigo. Crees que nutres todas las carencias afectivas, sin embargo la anemia se expresa por sí misma. El proceso es inverso, calorías vacías que consumen tu reserva de amor al digerirlas.
lola lópez-cózar

humo

Rastrea el humo en busca de señales, la brisa es el camino que toma como suyo, pero el aire es de nadie, lo inhala quien quiere seguir vivo.Los verbos en acción que se demuestran en una cuantas líneas sobre el cielo, a miles de kilómetros de cualquier conformismo. Esa punzada ciega gastando el corazón de la esperanza. La combustión de sueños que no pueden dormir por si acaso se cumplen. Las lecturas sesgadas que interpretan errores como manos pidiendo una llamada que no existe.Y al final el humo no habla de señales, indolente acude donde alguien sopla el calor del hastío, donde aspira el motor que le falta a su dicha.lola lópez-cózar

y ahora qué

Se pagan las facturas de lo que ya gastamos. Tapamos los interruptores del amor con el precinto de un silencio que pesa como el plomo. Cerramos las puertas, las ventanas, aguantando el calor que apenas nos consume. Las grietas quedan fuera de este plan de emergencia tan precario, por ellas se derrocha lo que no controlamos, las últimas monedas, dos lágrimas calladas, la luz que nos delata. A cambio nos devuelven la tristeza, el recuerdo, todo lo que pusimos sin calcular los riesgos, los ciclos, las derrotas, del amor que no piensa nunca en nada.

lola lópez-cózar

intento de rescate

Luchamos cuerpo a cuerpo hasta agredirnos la fe, los labios, la esperanza. El deseo como una bofetada sobre el daño que otros nos hicieron. Herida contra herida fue creciendo el abismo del dolor a la cama, los besos que se abrían a mordiscos, el torniquete atroz de la mirada, la atracción tan fuerte que destruye la dulce lentitud de las palabras, y el rescate inmediato de la muerte, la constante agonía de no querer amar lo que se ama.
lola lópez-cózar