Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de agosto, 2016

como quien dice una semilla

Adelantar el tiempo y terminarlo rápido, siempre un mañana punzando la muñeca, un lugar diferente, kilómetros de nada que alejan del ahora. El final es siempre conocido, una palabra, un punto, una cama donde plegar la línea que iguala los extremos, o aquella carretera secundaria que anticipa el miedo. Ver. Detener la mirada. Improvisar los minutos. Consciencia del caer de la tarde, del inicio del día. Poder arrancarle el óxido a cualquier circunstancia. Ella, como quien dice una página en blanco, una semilla con el agua y la tierra incorporada, una marea que crece hasta mojar los pies, borrando los caminos y las huellas, haciéndose de agua hasta inundar la cabeza con pájaros y estrellas. Barrer las calles del cansancio que cae de los bolsillos. Oír las campanas como si nunca hubieran tañido ningún otoño cruel, donde todo se cae en la memoria, y el frío llega sin haber arreglado los armarios. Vivir como un viaje. Dejar el tiempo en paz. Medir el sol de injusticia, la empinada cuesta que sud…